¿Comprar o esperar? Una guía para cambiar de celular

  • Otro problema común es quedarse sin almacenamiento de datos, lo que impide tomar más fotografías y descargar aplicaciones. Una solución rápida es purgar las aplicaciones que ya no se utilizan. En los iPhones, Apple ofrece la herramienta Espacio en iPhone, que muestra una lista de las aplicaciones que ocupan más datos y cuándo se utilizaron por última vez. En los dispositivos Android, Google ofrece una herramienta similar: Files.

Algunos problemas importantes no tienen fácil remedio. Por ejemplo, el remplazo de una pantalla táctil rota podría costar 200 dólares o más, lo que se acerca al precio de un teléfono nuevo decente, como el iPhone SE de 400 dólares o el Google Pixel 4A de 300 dólares. Cuando una reparación cuesta más de la mitad de lo que cuesta un teléfono nuevo, puede ser el momento de pensar en cambiar tu maltrecho dispositivo para comprar uno nuevo.

Los fabricantes de teléfonos publican de manera periódica actualizaciones de software que incluyen nuevas funciones, pero también abordan vulnerabilidades de seguridad, por lo que es importante estar al tanto de su instalación. Una buena regla general es considerar la posibilidad de actualizar el teléfono cuando ya no se puedan obtener actualizaciones de software.

Los celulares de Apple reciben actualizaciones de software durante cinco o seis años (el software iOS 15 de Apple, que llegará este otoño, será compatible con los teléfonos hasta el iPhone 6S de 2015). Los dispositivos Android las reciben durante un periodo más corto: entre dos y tres años.

Aunque las actualizaciones de seguridad son importantes, para algunas personas puede no ser práctico cambiar de celular en cuanto las actualizaciones de software se agotan, dijo Sinan Eren, un ejecutivo de la firma de seguridad Barracuda Networks. En países como Turquía, varios impuestos pueden suponer un recargo de alrededor del 100 por ciento en los productos electrónicos, dijo, lo que significa que los clientes tienen un incentivo económico para conservar sus dispositivos durante más de cinco años.

“Es una situación difícil y, por tanto, es un lujo pensar en la seguridad”, comentó Eren.

Hay modos de evitar ese problema. Las aplicaciones contra programas malignos, como Malwarebytes, pueden hacer que los teléfonos Android más antiguos funcionen de manera segura durante un poco más. Los teléfonos de Apple también pueden ejecutar aplicaciones como 1Blocker, que bloquea la carga de anuncios malignos en los sitios web.

Es importante imaginar cómo sería tu vida con un nuevo teléfono, comentó Guy de Wirecutter. Si tienes un recién nacido en camino y la cámara de tu teléfono toma fotografías borrosas, es posible que un dispositivo nuevo con una mejor cámara cambie tu experiencia con el celular de manera notable.

Pero si se utiliza el móvil sobre todo para tareas básicas como hacer llamadas, enviar mensajes y navegar por internet, uno más nuevo y más rápido no supondrá una gran diferencia porque los celulares han sido bastante rápidos durante años.

Newyork time

Leave a Comment